Nava pactaría hasta con Satanás para ser gobernador: Oswaldo Ríos

    17

    “Yo haría mías las palabras del presidente para definir a Xavier Nava, su verdadera religión es la hipocresía. Es un muy mal presidente municipal que ha sacrificado el tiempo que le debe dedicar a la ciudad con tal de cumplir su obsesión de salir candidato a gobernador por el partido que sea”, dijo Oswaldo Ríos Medrano, analista político y columnista, respecto a la reunión del presidente municipal de San Luis Potosí el día de ayer con los integrantes de la alianza de gobernadores federalistas en el restaurante Argentino en plaza Citadella.

    Ríos Medrano precisó que le parece un gesto de hipocresía la actitud de Nava Palacios, porque desde hace meses estuvo buscando acercamientos con el partido del presidente de la República: “que mantenga una veladora encendida con Morena, mientras a sus espaldas se sienta con los gobernadores de oposición y que también mientras maneja un discurso antilopezobradorista, en sus posiciones en medios de comunicación, en sus redes sociales es casi servil con el presidente dándole la bienvenida de manera cortés y vergonzosa”.

    Calificó a Nava como un presidente municipal fallido que vive en permanente crisis existencial: “No sabe si es rojo, si es amarillo, si es blanco, si es negro”.
    El analista comentó que la reunión de Xavier Nava con los gobernadores de oposición no le perjudica ni le beneficia ya que “lo que él quiere ser candidato en cualquier partido”.

    “Cuando las aspiraciones son obsesiones personales y proyectos de negocios, lo que menos afectan son las ideologías, él (Xavier Nava) es un mercenario de la política que está dispuesto a ser candidato de quien sea a través de los medios que sea porque él necesita una ventanilla para seguir haciendo negocios. Él va a seguir sentándose hasta con el mismo Satanás, si Satanás le dice que lo va a hacer gobernador”, agregó.

    Ríos Medrano resaltó que lo único congruente en el presidente municipal de San Luis Potosí es su incongruencia: “Él llegó por el PAN, pero no es panista, pero quiere ser candidato del pan. Es demencial que él esté siendo alcalde del PAN y al mismo tiempo esté operando una candidatura con Morena y también en lo oscuro se siente con los gobernadores de oposición”.

    Explicó que a la población no les queda más que resignarse a que “no hay alcalde, ya que la ciudad está abandonada a la violencia más brutal, la falta de servicios más despiadada, mientras Nava está dedicado a ser candidato”.

    También aseguró que no hay un rompimiento de la capital potosina con el gobierno federal “porque un día mandará una señal de servilismo al presidente, al otro a Enrique Alfaro, al otro día a Álvarez Icaza con la sociedad civil; es un travesti de la política, él se pone el ropaje y la ideología que le convenga, él está haciendo todo lo que sus intereses y sus ambiciones le dictan con tal de llegar a la candidatura al precio que sea, incluso traicionando al pan o a los potosinos de la capital”.

    Por último, mencionó que si Xavier Nava fuera gobernador sería un escenario catastrófico, “tener un gobernador que quiere llegar al poder para seguir haciendo negocios personales, para su familia y para su grupo político, yo creo que SLP no se merece seis años de una gubernatura gerencial”.

    LAORQUESTA