Ministro que viajó a EUA con Bolsonaro da positivo a coronavirus

11

El general Augusto Heleno Ribeiro, ministro de Seguridad Institucional del Gobierno del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, y quien integró la comitiva que acompañó al mandatario en su reciente viaje a los Estados Unidos, informó este miércoles que dio positivo en la prueba de coronavirus.

No obstante, el ministro, de 72 años, aclaró que espera los resultados de una contraprueba a fin de confirmar plenamente el contagio del COVID-19.

“Les informo que el resultado de mi segundo examen, realizado en el HFA (Hospital de las Fuerzas Armadas), fue positivo”, señaló el general a través de un mensaje publicado en su cuenta de Twitter.

El ministro, así como Bolsonaro y varios de los demás miembros de la comitiva que viajó a Miami la semana pasada, se han realizado ya dos pruebas después de que se confirmó que la enfermedad había sido contraída por el jefe de la Secretaría Especial de Comunicación de la Presidencia, Fabio Wajngarten, quien integró la comitiva oficial.

En el segundo test, efectuado este martes, el general Heleno dio positivo, aunque dijo no tener fiebre ni ninguno de los síntomas relacionados con el COVID-19.

“Estoy aislado, en casa, y no atenderé ninguna llamada”, aseguró.

El ministro Heleno Ribeiro tiene 72 años y se ubica en el grupo considerado de mayor riesgo al coronavirus.

Brasil ya ha registrado la primera víctima por el coronavirus, un hombre de 62 años que murió el martes en Sao Paulo, y de acuerdo con el último reporte de las autoridades de salud, hay 350 personas contagiadas con el COVID-19 en el país.

El martes se llegó a reportar un segundo muerto en Brasil por la enfermedad -y que sería el primero en Río de Janeiro-, pero la información aún está por confirmarse, a la espera de pruebas que verifiquen si la víctima, un hombre de 69 años, era positiva del coronavirus.

Según el último boletín divulgado por el Ministerio de Salud, el estado de Sao Paulo, donde viven unos 44 millones de personas, concentra la mayoría de los casos confirmados de coronavirus en todo Brasil, seguido de Río de Janeiro.

Ambos estados han tomado una serie de medidas restrictivas en un intento de frenar la propagación del coronavirus, que van desde la suspensión de clases en escuelas públicas, hasta la reducción de la oferta de transporte público, la cancelación de espectáculos y el cierre de puntos turísticos.