Los desvelos del “Cuarto de Guerra”

54

Sobre la sucesión gubernamental,- cualquiera diría: ¡Pero todavía está muy lejana! Sin embargo todos sabemos que no es así; desde el “cuarto de guerra” del gobernador Juan Manuel Carreras López, se expone, se discute, se consiente, se analiza, se difiere y se coincide en que, políticamente no es prudente, ni tampoco es viable ni conveniente instalar y dejar correr la percepción de que el gobernador juega solamente con dos o tres cartas para su relevo.

El selecto grupo de análisis, que por encargo del Güero, opera el Secretario General de Gobierno, coincide,- por ejemplo, en que en San Luis Potosí deberá ganar la dirigencia nacional del PRI, la ex gobernadora de Yucatán, Ivvon Ortega, porque facilitaría,- llegado el momento, una decisión que permita materializar la alianza PRI-PAN para enfrentar al candidato que surja de la Alianza MORENA-PVEM.

Con Alejandro “Alito” Moreno, gobernador con licencia del estado de Campeche, según su perspectiva, las cosas se le complicarían al Güero Carreras y las posibilidades de una negociación plena PRI-PAN inevitablemente se acotarían, se reducirían si no es que hasta se cancelarían, sobre todo si “Alito” pierde en San Luis el 11 de agosto.

Este escenario, que los analistas del “cuarto de guerra” revisan con lupa, igual coinciden, en que hoy por hoy existe la coyuntura para que los diferentes partidos políticos contrarios a MORENA, con el apoyo de la estructura y los recursos del gobierno estatal, muevan sus bases y sus piezas estratégicas para fortalecer un proyecto multipartidista PRI-PAN-PANAL que enfrente al candidato del presidente Andrés Manuel López Obrador.

La más amplia coincidencia entre el grupo que hace su esfuerzo de análisis, es que existen condiciones favorables para entregar la gubernatura del estado al PAN, en la inteligencia, que tanto presidencias municipales y diputaciones locales deberán repartirse,- es decir,- que las Alcaldías de San Luis capital, Ciudad Valles, Rioverde y Matehuala y 8 Distritos locales serian para el PRI; el resto serian trabajadas financiera y electoralmente para el PAN y sus alianzas, esto, más lo que cada uno alcance a pizcar en las curules federales.

Pero hay tres inconvenientes, que el grupo de análisis observa. El primero se llama Marcelo de los Santos, porque si bien es real que existe la intención política de ceder la gubernatura al PAN, en la mesa de discusión le ponen cruces a esta posibilidad porque saben de antemano que el retorno de Don Marcelo en la figura de su cachorro, podría cimbrar estructuras y desencajar a figuras del anterior y actual sexenio, incluyendo al ex gobernador Fernando Toranzo.

El segundo inconveniente se llama Horacio Sánchez Unzueta, al que si tantito se le ocurre meter la mano en el proceso de sucesión, se estaría moldeando el escenario propicio para una suculenta cena de antropofagia entre priistas, navistas y panistas, incluyendo a grupos pseudo morenistas que trataran de cerrarle el paso a Juan Ramiro Robledo Ruiz como probable candidato de MORENA, y que igual, goza de los afectos y simpatía del Güero Carreras.

El tercer inconveniente y que mantiene desvelados a los analistas, es la posibilidad real de que el candidato del presidente de la Republica, Andrés Manuel López Obrador, resulte de esa alianza que camina y se afianza bien en el más alto nivel entre MORENA y el Partido Verde Ecologista, me refiero a la eventual candidatura del actual diputado federal independiente José Ricardo Gallardo Cardona.

Si el desgaste presidencial por el que rezan y le apuestan los grupos facticos y de interés creados unos, y otros, alentados desde el gobierno estatal no se da, tengan por seguro que lejos de ver a su progenitor tras las rejas, como algunos lo deslizan, lo desean, lo añoran y lo sueñan, seguro que lo veremos en la boleta del 2021, acompañado desde luego, de un monstruo que recién comienza a despertar y que está dispuesto a jugársela por esa opción.

Hasta pronto