La información es fundamental para prevenir el Abuso Sexual: DIF

11

 

Niñas, niños y adolescentes deben saber cómo cuidarse y las familias y escuelas deben contribuir a crear entornos seguros. 

 

Brindar información es fundamental para prevenir el abuso sexual hacia niñas, niños y adolescentes, por esto el Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), puso en marcha la campaña No Te Calles Yo Te Creo, con el propósito de brindar herramientas a la niñez y adolescencia para identificarlo y evitar ser víctimas, así como para alertar a escuelas y familias sobre la importancia de crear entornos de protección. 

 

Entre las recomendaciones para prevenir el abuso sexual destacan la importancia de que hijas e hijos sientan amor, respeto y seguridad en sus hogares, porque así no tienen la necesidad de buscar afecto con otras personas que pueden convertirse en agresoras. 

 

De igual forma, es necesario enseñarles los nombres correctos de las partes de su cuerpo incluido sus genitales; que se bañen solas y solos, se desvistan en el baño o la recámara y a no estar sin ropa en casa o frente a personas adultas.  

 

Es fundamental decirles a niñas, niños y adolescentes que nadie puede tocar su cuerpo y sus partes privadas y que si alguna persona conocida o desconocida lo hace, deben decírselo inmediatamente a alguna persona adulta de su confianza.  

 

Hay que enseñarles sobre las caricias y los secretos, para que puedan identificar con absoluta claridad, la diferencia entre que alguien les dé un abrazo, un saludo o les haga un cariño, a que alguien les pida ir a un lugar alejado y escondido, en donde toca sus partes privadas y pide guardar el secreto. 

 

En caso de que una niña, niño o adolescentes platiqué que fue víctima de una agresión, es necesario creerle, tenerle paciencia, asegurarle que no fue su responsabilidad y decirle que es valiente por haberlo dicho. Las personas que conozcan de este tipo de hechos deben tomar acciones para que no se vuelva a repetir. 

 

Finalmente es vital tener presente que las y los abusadores pueden ser cualquier persona que se encuentra en el entorno, por lo cual las personas adultas que rodean a niñas, niños y adolescentes deben mantenerse alertas para protegerles.  

 

Cabe mencionar que antes de que por las condiciones de salud se suspendieran las clases presenciales y actividades grupales, en colaboración con los DIF´s Municipales, se llevaron a cabo jornadas de información y sensibilización en diversos planteles educativos de la entidad, para que las y los estudiantes recibieran información preventiva y supieran que el abuso sexual se debe denunciar de inmediato. 

 

Asimismo, se ofreció capacitación a docentes, madres y padres de familia sobre las acciones para prevenir este riesgo, así como para detectar signos de alerta en niñas, niños y adolescentes, que podrían indicar que están sufriendo abuso sexual.