La Fuerza Espacial de EE.UU. recibe su primera arma ofensiva (y no es ni un láser ni un misil)

6

Las fuerzas espaciales estadounidenses recibieron su primer sistema de ataque. No se trata ni de un láser ni de un cohete, sino un bloqueador de satélites: un equipo que impide la comunicación del enemigo, informa Popular Mechanics.

El sistema, conocido como ‘Counter Communications System (CCS) Block 10.2’, se entregó a la Base Aérea Peterson en Colorado, donde se ubica el 4.º Escuadrón de las Fuerzas Espaciales de los EE. UU. Las características técnicas del sistema están clasificadas, solo se conoce su propósito: bloquear la transmisión de datos entre satélites de comunicaciones militares y sus receptores en tierra.

Una de las soluciones más simples para neutralizar los satélites de comunicaciones enemigos sería derribarlos en caso de un conflicto militar —sugiere el portal—, sin embargo el problema está en que los satélites militares están en órbitas demasiado altas para ser alcanzadas desde Tierra. Los satélites geoestacionarios se encuentran a una altitud de 36.000 kilómetros o más. En lugar de gastar tiempo y dinero desarrollando armas contra satélites, es mucho más fácil ‘apagarlos’, propone Popular Mechanics.

Para eso, el sistema bloquea las bandas de radio más usadas, privando al enemigo de la capacidad de recibir advertencias de ataque con misiles y realizar videoconferencias.

El Ejército ruso tiene un equipo similar. El sistema de interferencia electrónica móvil Tirada-2S está diseñado para bloquear las comunicaciones por satélite. Tampoco se conoce mucho al respecto: el sistema opera montado sobre dos camiones KamAZ. El sistema Tirada-2S determina los parámetros de los canales de comunicación satelital en el área de su operación y los interfiere.