Italia escolta al barco Aquarius hasta España

10

El barco Aquarius de la ONG SOS Méditerranéo zarpó ayer hacia España escoltado por dos naves de la Marina italiana con las que se repartió 630 inmigrantes, mientras el Gobierno de Italia rechazaba las “lecciones” de Madrid y París tras negar su desembarco.

El barco con 630 inmigrantes salvados el pasado fin de semana en el Mediterráneo, según un nuevo recuento, ha necesitado a dos barcos de la Marina para aligerar la ocupación ante su marcha a la ciudad española de Valencia (este), después de que Malta e Italia negaran el atraque. Así, al puerto valenciano llegarán tres embarcaciones: la Aquarius, con 106 inmigrantes -51 mujeres, 45 hombres y 10 niños-, y el resto lo harán repartidos en la nave Orione de la Marina italiana y en la Dattilo de los guardacostas.

Los cooperantes de SOS Méditerranée y de Médicos Sin Fronteras (MSF), a bordo de Aquarius, habían advertido de que la travesía podría ser crítica e insegura pues el barco había superado su aforo y, además, las condiciones meteorológicas estaban empeorando.

Los barcos contarán con personal del Cuerpo de Socorro Italiano de la Orden de Malta y del Fondo de Naciones Unidas para la infancia (Unicef), y para garantizar la asistencia en caso de emergencia en la travesía han sido avisados los países por los que podrán pasar.