Fiscal de Bolivia afronta denuncias en el Parlamento

9

Un par de denuncias contra el fiscal general de Bolivia, Juan Lanchipa, basadas en supuestos beneficios por su cercanía al Gobierno del expresidente Evo Morales, están en trámite en el Legislativo del país y podrían derivar en un proceso de responsabilidades en su contra.

 La diputada por el Partido Demócrata Cristiano (PDC) Norma Piérola, integrante de una comisión legislativa, precisó este miércoles que Lanchipa “se tiene que presentar” en unos días para declarar.

En caso de no hacerlo, se va a “emitir el mandamiento de aprehensión” que corresponde, explicó la parlamentaria.

DENUNCIA POR VARIOS CARGOSEste caso corresponde a una denuncia que se procesó en Sucre, la capital del país y sede del poder judicial, en la que se le señala de supuestos delitos de incumplimiento de deberes, resoluciones contrarias a la Constitución, beneficios en razón del cargo, ventajas económicas y otros, apuntó Piérola.

La legisladora detalló que esa acusación cuestiona aspectos como que Lanchipa fue designado por un decreto de Morales de 2010 como presidente del Tribunal Constitucional y luego fue el exmandatario el que lo situó como cabeza de la Dirección de Reivindicación Marítima (Diremar).

En octubre de 2018, Lanchipa fue designado por el Parlamento del país, con apoyo de la mayoría del Movimiento al Socialismo (MAS) de Morales, como fiscal general.

Piérola aseguró que todavía se colectan más “elementos de juicio” para corroborar aspectos como los casos contra el MAS que Lanchipa supuestamente habría desestimado, o la injerencia que se cree ejercía sobre la Fiscalía el exministro de Justicia Héctor Arce por un vínculo personal entre ambos.

MÁS ACUSACIONESA parte de esa primera denuncia, la Cámara de Diputados admitió el pasado martes otra por incumplimiento de deberes impulsada por el abogado Eduardo León, por supuestamente no haber activado solicitudes de aprehensión internacional contra Evo Morales ante la Interpol.

Morales fue acusado por el Gobierno interino de Bolivia de delitos como terrorismo y sedición, tras lo que la Fiscalía emitió una orden de aprehensión, que tuvo que repetir ante Interpol por algún defecto en la solicitud.

El expresidente se encuentra en Cuba, tras haber estado en Argentina y antes en México desde que el pasado noviembre salió de Bolivia denunciando que fue forzado a dejar el poder por un golpe de Estado en su contra.