ELECCIONES EN MORENA

26

Por Raúl Ruiz

Todo parece indicar que las candidaturas para gobernador, alcaldes, y diputados en Morena, serán definidas por el procedimiento de las encuestas.

Y esto no tiene reversa.

Y en tratándose de sus dirigentes, igual.

Con el padrón rasurado no se puede hacer una elección normal.

Seguramente el asunto se resolverá por encuesta.

Hay tres participantes que pretenden presidir el comité ejecutivo nacional de Morena:

Bertha Luján, Mario Delgado y Alejandro Rojas Díaz Durán.

La senadora, Bertha Luján, es quizás de los tres, la más cercana al presidente. Sin embargo, pende sobre su cuello una soga muy correosa que le ha sujetado la militancia, por rasurar el padrón Moreno, y crear este caos por el que atraviesan los morenistas en la búsqueda de su dirigente nacional.

Dependiendo de las preguntas que traiga la encuesta, puede colocarse en primero o segundo lugar.

Lo que sí se puede anticipar es que, si acaso la colocan en el primer lugar, arderá Troya, porque una gran mayoría de los antropófagos, quiero decir, de sus hermanos morenistas, ¡La abominan!

Alejandro Rojas Díaz Durán, licenciado en ciencias políticas.

Con una amplia carrera política:
Movimiento Regeneración Nacional (desde 2015)
Partido de la Revolución Democrática (2001–2015)
Partido de Centro Democrático (1999–2000)
Partido Revolucionario Institucional (1975–1996)

Y actualmente, senador suplente integrante del partido político Morena.

Presume de la gran cercanía con Andrés Manuel López Obrador, pero la verdad es que con eso de que la perrada es cada día más exigente con sus dirigentes y candidatos, no le ayuda mucho haber brincado del PRI, a PCM, luego, PRD y luego con MORENA, aunque haya sido del brazo de Andrés Manuel.

De los tres, es el menos conocido de la gente.

Recordemos que en una encuesta abierta, las preguntas se hacen a toda la ciudadanía, no al círculo cerrado de la militancia.

El más conocido, quizás sea Mario Delgado, pues su presencia en medios es más profusa que los otros dos.

Mario Delgado Carrillo es economista, y quizás el mejor preparado de los tres. Con un postgrado en la Universidad de Essex.

Es diputado por morena y líder de la bancada, cargo que le ha permitido ganar notoriedad pública nacional.

No es nuevo en esto, ya fue Senador de la República, (2012–2018).

Ha recibido distintos reconocimientos. Entre ellos está el premio al Mérito Profesional 2010, que otorgan el ITAM y la Asociación de Ex alumnos de esta institución.

En el Foro Económico Mundial 2011 fue reconocido como uno de los Young Global Leaders 2011, distinción en la que fueron candidatos 5 mil personas de 65 países.

Mario Delgado formó también parte de un grupo de especialistas encargados de analizar la construcción de las nuevas ciudades en el Foro de Davos.

Pero no estamos hablando de quién es el mejor académicamente posicionado. Sino el que es más conocido por la gente.

Cualquiera de los tres podría hacer buen buen papel, pues traen la camiseta de la cuarta transformación, bien puesta.

La lógica indica que sería él, quien saldría mejor posicionado en la encuesta.

Es momento de decirles a quienes tienen aspiraciones y andan buscando posicionarse apenas entre la ciudadanía, que su tiempo se acabó. Gracias por participar.

Se pasó el cuarto para las doce, no hay nada que hacer. Sorry.

Un mes atrás podrían haberse hecho algunas jugaditas interesantes para colocar su imagen entre el electorado.

Todo lo que se haga hoy, sonará muy forzado. A menos que traigan muchos recursos para generar notoriedad. Y cero cola que les pisen. O negativos, por pequeños que estos sean.

En San Luis Potosí, para gobernador, sólo veo dos posibilidades: Carlos Jiménez Macías, y Juan Ramiro Robledo Ruiz.

Son los que la gente podría identificar más, por sus trayectorias personales.

Vamos a ver, como se mueve este animal, de candidaturas por la cuarta transformación.

Voy por una pizza hawaiana, y un cartón… De palomitas.