El PAN, no quiere dejar pasar el lucirse como preocupado

25

Por: Rafael Aguilar

El chiste Panista .

La hipócrita y cretina actitud de los Panistas Potosinos al sumarse de última hora a la condena en contra de la brutal agresión a la licenciada de la oficialía número 11 (Asunto que por cierto no a detonado nivel nacional por intromisión de comunicación social del gobierno del estado y las influencias de Xaviercito Nada en el DF pues es un video digno de aparecer en todas partes)

Me recuerda al chiste cuando a un embajador mexicano lo invitaron a una reunión con la reina de Inglaterra, la ONU decidió sesionar en el palacio de Buckingham , había una mesa redonda y previamente habían dado platillos mexicanos a todos los asistentes.

Ya en las discusiones sobre el problemas de los países la Reina Isabel había comido frijoles con epazote y chilaquil con huevo y frijol negro mexicano.

No puedo evitar un tremendo gas o cómo lo conocemos un “pedote” todos se quedaron perplejos era horrible y oloroso, immediatamente se paró el embajador alemán y dijo:

” Por favor perdónenme comí demasiada comida en mal estado salchichas pues ”

Minutos después la reina volvió a repetir su hazaña ahora estuvo peor, imediatamente se paró el primer ministro Japonés y dijo que lo perdonaran que el sushi que había desayunado estaba echado a perder.

Y así sucesivamente la reina no paraba de envenenar con gases tóxicos a la reunión de la ONU, el embajador mexicano empezó a darse cuenta que estaba quedando mal como caballero emergente.

Pues todos sabían qué era la reina la “ametralladora” en el frenesí de lucimiento de caballeros mundiales que respondían por la reina.

El mexicano vio que se iba a terminar la reunión, se paró dio un manotazo y gritó :

¡ Señores un momento el próximo pedo de la reina corre por cuenta de mi país quiero ser un mexicano solidario con esta cámara de gases perdón la reina !

Es exactamente la actitud del PAN, no quiere dejar pasar el lucirse como preocupado o ser protagonista del terrible error que cometió el soberbio de su presidente Xaviercito :

Utilizar la fuerza pública para arrastrar, esposar y humillar como un animal, a una mujer digna, a un ser humano.