El extraño retorno de PANAVI

85

Muy cerca de concluir la administración del ex Alcalde Mario García Valdez, jóvenes empresarios potosinos a los que algunos medios calificaron como “Los Mi Reyes,” le vendieron bien la idea al ex Rector de la UASLP, sobre la necesidad de modernizar el alumbrado público de la ciudad, proponiéndole sustituir, en promedio, 47 mil lámparas de vapor de sodio y mercuriales por iluminación tipo LED.

En el Contrato original aparecían firmas de los supuestos emprendedores que se harían cargo de su cumplimiento, sin embargo no todo estaba claro, pues se ocultaban vicios o aparecían poco claras algunas cláusulas ventajosas para las empresas participantes cuyos propietarios o socios fueron identificados con personajes vinculados a las familias Torres Corzo y Valladares García.

De origen, la administración municipal 2015-2018, detectó que el Contrato celebrado entre PANAVI y la administración de García Valdez, era a todas luces leonino en virtud de que las penalizaciones impuestas al Ayuntamiento constituían un abuso y sobrepasaban las capacidades financieras del municipio para hacer frente a una deuda por 15 años la cual sería en el orden de los 1, 300 millones de pesos.

Es oportuno recordar, que quien tuvo por primera vez en sus manos copia del Contrato con PANAVI, fue justamente el Arquitecto Luis Nava Calvillo, padre del ahora presidente municipal Xavier Nava, a quien el Alcalde electo de ese entonces le confió su revisión, concluyendo que, en efecto, el Contrato tenía todas las características de un acuerdo ventajoso para las empresas participantes menos para el Ayuntamiento de la capital.

A tres años de distancia y luego de todo un enredo de señalamientos y acusaciones mutuas, la administración de Ricardo Gallardo Juárez decidió finalmente darle para atrás a un Contrato leonino que se prestaba y habría sido diseñado para que surgieran sin el mayor esfuerzo nuevos ricos.

Así le costó, porque dueños de informativos como Carlos Torres Corzo y su vástago que administra el negocio de Global Media e incide en Plano Informativo, nunca cesó los ataques al considerarlo como el causante de haber echado para abajo el negocio de su vida.

La rabieta de los Torres Corzo y sus socios no fue minúscula, pues se les había ido de las manos un negocio que les arrojaría dividendos por al menos de mil cien millones de pesos, esto si se toma en cuenta que las 47 mil lámparas LED proyectadas para la capital potosina tienen actualmente un costo de 213 millones de pesos en el mercado internacional y no de 1,300 millones como se consignó en el Contrato celebrado entre PANAVI y la administración de Mario García Valdez.

Pero como en San Luis Potosí fácilmente se pierde la memoria colectiva y de lo que se trata es hacer negocios, ya el nuevo gobierno encabezado por Xavier Nava Palacios, ya colocó cortinas de humo por todo y para todo, y tiene, al parecer, pactado con Carlos Torres, el resurgimiento de PANAVI.

Esto es perfectamente entendible si se toma en cuenta que el pago de favores para llegar a la presidencia municipal se ha comenzado a cobrar puntualmente, pues el apoyo publicitario no sería de a gratis ni mucho menos de gorra o a cambio de algo.

No obstante, habrá que esperar a ver que dice el Cabildo y el Congreso del Estado, donde principalmente los diputados y Regidores de MORENA no son huesos fáciles de roer. No será sencillo convencerlos o corromperlos, tal como sucedió cuando integrantes del Cabildo y de la legislatura 2012-2015 avalaron a cambio de portafolios repletos de billetes grandes el Contrato firmado entre Mario García y PANAVI, en fin, ya se verá, por lo pronto la presión aumenta.