Detienen a 287 por ola violenta en Brasil

8

El número de detenidos sospechosos de participar en la ola de ataques que vive desde que comenzó el año el estado brasileño de Ceará, en el noreste del país, aumentó a 287, informó ayer el Gobierno regional.

Los arrestos se produjeron en la capital regional, la turística Fortaleza, su región metropolitana y en varias otras ciudades del interior de ese estado, según señaló la Secretaría de Seguridad Pública.

El estado de Ceará sufre desde hace nueve días una grave crisis de seguridad provocada por decenas de actos vandálicos, en su mayoría incendiarios, contra vehículos, edificios públicos y establecimientos comerciales.

La ola de violencia, al parecer orquestada por facciones criminales que operan desde el interior de los presidios, obligó al presidente brasileño, el ultraderechista Jair Bolsonaro, quien ha prometido “mano dura” contra la delincuencia, a enviar a la región unos 300 agentes de la Fuerza Nacional de Seguridad.

Un contingente que, días después, tuvo que aumentar en 200 agentes más ante la repetición de los ataques en distintos puntos de ese estado.

Además, el pasado lunes, al menos 23 presos se fugaron de una cárcel situada a unos cien kilómetros de la ciudad de Fortaleza.

Ataques
Durante el jueves:

=> Sujetos incendiaron un autobús y 5 vehículos en una oficina en Forquilha.

=> En Fortaleza, otros detonaron un explosivo en un viaducto y atacaron un centro de asistencia social.