Destaca Gobierno ahorros con aeropuerto de Santa Lucía

10

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) exhibió ayer los elevados costos y las contrataciones discrecionales en la construcción del aeropuerto en Texcoco, mismo que fue cancelado al inicio de la actual Administración.

A solicitud del Presidente López Obrador, Ricardo Vallejo, comandante del agrupamiento de ingenieros en la base militar de Santa Lucía, detalló los excesos presupuestales, para la realización de estudios, las principales obras de infraestructura y la decisión de adjudicar, de manera directa, contratos por más de 22 mil millones de pesos.

En el primer caso, informó que la obra de Texcoco hubiera implicado un gasto de 305 mil millones de pesos, frente a los casi 80 mil que deberán invertirse en Santa Lucía.

“El presupuesto de Texcoco rondaba en los 305 mil millones de pesos, el proyecto del Aeropuerto Felipe Ángeles está en 70 mil millones de pesos y lo que se pueda economizar, conforme a las instrucciones, se devolverá al Estado mexicano. Aquí ya tenemos una diferencia de 225 mil millones de pesos”, indicó.

El mando militar dio a conocer que, en el caso de los estudios previos para la factibilidad técnica, social, ambiental y financiera del NAIM, el Gobierno anterior gastó 4 mil millones, mientras que para Santa Lucía sólo se ejercieron 398 millones de pesos.

Al detallar los gastos en las principales obras de infraestructura, destacó los altos costos que implicó la construcción de las pistas en Texcoco, en las que ni siquiera se colocó concreto hidráulico.

“Las pistas con sus plataformas y calles de rodaje, en el proyecto anterior importaban casi 32 mil millones de pesos; en el actual proyecto, una superficie similar, alrededor de 3 millones de metros cuadrados, importa sólo 7 mil 700 millones de pesos”, indicó.

“¿Qué nos separa? Que estaba considerado únicamente encarpetar con carpeta asfáltica, sin iluminación y señalización; en cambio, Santa Lucía es con concreto hidráulico de alta resistencia y un mantenimiento menor, iluminadas y señalizadas. Aquí tenemos ya una diferencia de 24 mil millones de pesos”.

Frente al Presidente, también refirió los altos costos de la torre de control de tráfico aéreo, la terminal de combustibles, el estacionamiento y terminal Intermodal de transporte terrestre.

Según Vallejo, en el NAIM se realizaron 523 contratos por adjudicación directa por un monto de más de 22 mil millones de pesos, mientras que en Santa Lucía esa figura ha sido utilizada en contrataciones por sólo mil 330 millones de pesos para materiales de fabricación única y de patente.

“Aún cuando la ley nos lo permite, por ser una obra de seguridad nacional realizar adjudicaciones directas, estamos privilegiando los procedimientos de invitación a mínimo tres proveedores previo estudio de mercado, en un proceso transparente, donde se reciben las propuestas técnicas y económicas, y se selecciona la que garantiza las mejores condiciones al Estado”, aseveró.