Con más casos podría darse la saturación hospitalaria, por eso se debe trabajar en medidas preventivas

15

El diputado Edson de Jesús Quintanar Sánchez presentó una propuesta de Punto de Acuerdo para exhortar de manera respetuosa a la Secretaría de Salud del Gobierno del Estado, así como a los 58 Ayuntamientos de la entidad, a que implementen cursos y talleres de capacitación, concientización y certificación sobre el uso adecuado de las medidas preventivas para evitar la propagación del COVID-19, dirigido a pequeños y medianos empresarios, comerciantes, tianguistas y locatarios.

En su exposición de motivos, el legislador señala que a partir del 1 de junio del 2020, al término de la Jornada Nacional de Sana Distancia, San Luis Potosí fue clasificado con el color rojo en el semáforo epidemiológico, situación que cambió al cabo de unas semanas pasando al color naranja.

Esto benefició a muchos comerciantes y locatarios ya que finalmente podrían reincorporarse a sus actividades productivas; sin embargo, debido a los altos índices de transmisión local y a un inminente riesgo de saturación hospitalaria, se ha determinado que San Luis Potosí regrese a semáforo rojo, con todas las implicaciones que esto conlleva.

Señala que “si bien es cierto que la pandemia ha traído consigo una crisis sanitaria, también está presente la crisis económica, por lo que los comerciantes locales ya se muestran preocupados por un posible nuevo

confinamiento, lo cual les haría abandonar su actividad productiva”.

Agrega que existe un amplio consenso científico que indica que la transmisión local se da en espacios públicos con aglomeración de civiles, debido a la mala implementación y/o acatamiento de medidas preventivas.

Por esto, indica el diputado Quintanar Sánchez, es determinante, si se aspira a una correcta reapertura económica que a su vez aminore los riesgos de contagio, que tianguistas, comerciantes locales, locatarios y pequeños y medianos empresarios, sean capacitados sobre la correcta implementación de medidas preventivas para la contención de COVID-19.

El Punto de Acuerdo fue turnado para su análisis a la Comisión de Salud y Asistencia Social.