Aumenta el número de asistentes que acuden diario a comedores

10

El coronavirus azota a los más desprotegidos, pues cada día aumenta el número de personas que acuden al comedor comunitario Juan de Palafox, ya que iniciaron con 50 porciones y actualmente reparten de manera gratuita 190, a las personas que se han quedado sin trabajo a causa de la pandemia.

A partir de las 12:30 horas, comienzan las personas a formarse en la calle 9 oriente número 3, en donde se encuentra ubicado el comedor, el cual fue creado desde hace 3 años para ayudar a personas de bajos recursos o en situación de calle, sin embargo a raíz de la pandemia se incrementó el número de porciones que regalan a la gente que acuden todos los días.

Con bastones personas de la tercera edad, desempleados y en situación de calle, con apenas 5 pesos o sin nada de dinero, llegan al comedor a formarse para obtener un platillo el cual es distribuido en trastes desechables.

En entrevista para MILENIO PUEBLA, Felipe Escobar Méndez es desempleado, porque el covid-19, le arrebató su trabajo de mensajero en la empresa Estafeta y acude a este lugar para obtener comida caliente.

A raíz de la pandemia, se incrementó el número de porciones que regalan a la gente que acuden todos los días. (Andrés Lobato)© Proporcionado por Milenio A raíz de la pandemia, se incrementó el número de porciones que regalan a la gente que acuden todos los días. (Andrés Lobato)

Señaló que es el único alimento en su estómago en todo el día, ya que vive sólo y la gente no le ha extendido la mano.

Con tristeza, narró que al perder su única fuente de ingresos, se vio en la necesidad de vender sus pocas pertenencias con las que contaba para salir adelante estos días, sin embargo dijo que el tiempo pasa y no hay una fecha exacta para se activen las empresas, pues en estos tiempos de coronavirus es lo doble de complicado para obtener un trabajo.

Indicó que vive al sur de la ciudad en la colonia Cabaña de Santa María, por lo que en ocasiones no tiene para el pasaje.

A su vez el señor Jaime Ortiz, quien es de la tercera edad, comentó que al no contar con empleo, acude para tener alimentos en este tiempo de covid-19.

Relató que es el único lugar en donde ha encontrado ayuda, pues por ser una persona mayor las puertas se les cierran, sin embargo dijo que aquí las personas que despachan los alimentos son amables y les brindan un trato digno.

Para la señora Martha García Herrera, quien colabora en el comedor Juan de Palafox, destacó que desde hace tres años ayuda a los más necesitados, pues es un apoyo organizado por la iglesia, destacó que comenzaron con 50 porciones y actualmente regalan 190.

Compartió que es diabética, por ello se protege con cubrebocas, careta, guantes, bata y botas quirúrgicas, así como una mampara.

“Yo también estuve viviendo en la calle y Dios me levantó, por ello ahora doy un poco de lo que me regaló, ya que me dio la oportunidad de vivir”, expresó con la cocinera.

Con lágrimas en los ojos, solicitó el apoyo a los empresarios y autoridades para solventar un poco de los gastos con los que cuentan.

Es importante señalar que los alimentos los preparan con todas las medidas sanitarias, e incluso las más de 15 personas, quienes brindan su trabajo fueron capacitadas en este tiempo de coronavirus.