Aprueba Congreso reforma de ley para paridad en administración pública

9

Para garantizar a las mujeres de manera clara y contundente la participación paritaria dentro de toda la Administración Pública Federal centralizada y paraestatal, el Congreso de la Unión aprobó la reforma de Ley que fue presentada por la legisladora Sara Rocha Medina con el objetivo de que exista paridad en altos cargos y puestos de mando en los diferentes niveles de gobierno federal, estatal y municipal.

En su intervención en tribuna, Sara Rocha mencionó que desde el mes de octubre del año pasado, presentó una iniciativa para construir en paridad un México más próspero.

“Las mujeres actualmente se han incorporado de manera importante al mercado laboral, y no obstante que el 53 por ciento de los empleados de la administración pública federal son mujeres, éstas se encuentran concentradas sin puesto de mando o mando medio, de forma tal que los directivos y altos directivos continúan siendo ocupados, en mayor proporción por hombres”.

La iniciativa consistió en modificar el artículo 36 de la Ley General para la Igualdad entre Hombres y Mujeres, quedando como sigue:

Artículo 36. Para los efectos de lo previsto en el artículo anterior, las autoridades correspondientes desarrollarán las siguientes acciones:
V.- Garantizar una participación paritaria de mujeres y hombres en altos cargos públicos y puestos de mando, incluyendo los señalados en el primer párrafo del artículo 14 de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal y sus homólogos en las administraciones locales;

Es decir, el alcance de esta modificación llega hasta la Administración Pública Centralizada, permeando en la manera que se constituyen las Secretarias de Estado, el más alto rango de la administración, y de ahí en cadena tal como: Secretario de Estado, Subsecretarios, Titular de la Unidad de Administración y Finanzas, Jefes de Unidad, Directores, Subdirectores, Jefes de Departamento, y los demás funcionarios; todos en conformación paritaria.

“Nuestra finalidad es una, es clara y es contundente: la de garantizar a las mujeres la participación paritaria dentro de toda la Administración Pública Federal centralizada y paraestatal”.

La legisladora también presentó una reforma de ley para la reducción de la brecha salarial. “Y ya enrrachados en el tema, quiero conminarlos con el mismo respeto y entusiasmo a que ahora vayamos por la reducción de la brecha salarial de género, el signo más discriminatorio entre las y los que trabajamos”.