Acuerdan reestructura de Pemex

7

México firmó el lunes con tres bancos internacionales instrumentos financieros por hasta ocho mil millones de dólares para reestructurar la deuda de Petróleos Mexicanos, una medida con la que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador aspira a ayudar a la petrolera, fuertemente endeudada y cuya producción cayó drásticamente en los últimos años.

Octavio Romero, director de Pemex, explicó en una conferencia conjunta con el mandatario y los representantes de las tres entidades bancarias -HSBC, JP Morgan y Mizuho- que después de cinco meses de negociación se logró acordar el refinanciamiento parcial de la deuda por dos mil 500 millones de dólares y la renovación con mejores plazos y tasas de dos líneas de crédito por cinco mil 500 millones de dólares.

Esas líneas de crédito pasarán de un plazo de tres años a uno de cinco y su tasa estará por debajo del 5 %.

Asimismo, el secretario de Hacienda y Crédito Público, Carlos Urzúa, anunció una reducción de las cargas impositivas para Pemex.

Urzúa explicó que la petrolera pagaba dos tipos de impuestos: en unas explotaciones era gravada igual que el resto de las energéticas pero en otras debía pagar un “derecho de utilidad compartida” muy costoso que ahora, en ciertos casos, se va a suprimir.

El Gobierno de López Obrador había anunciado en febrero un apoyo de cinco mil 500 millones de dólares para la empresa, una medida que los analistas consideraron positiva pero no suficiente para sanear sus cuentas.

Además se comprometió a incrementar la inversión sobre todo en aguas someras y en tierra, donde es más fácil y rápida la extracción de crudo, y a no contratar deuda nueva.

PODRÁ MIGRAR MÁS POZOS A CONTRATOEl titular de Hacienda, Carlos Urzúa, anunció un decreto por el cual Pemex podrá migrar pozos con una producción hasta por 400 mil barriles diarios a un régimen de contrato.

En conferencia de prensa matutina desde Palacio Nacional, el funcionario federal comentó que este esquema ya se había hecho con anterioridad, en donde el monto era de 150 mil barriles diarios, pero ahora se contempla un monto mayor.

“Entonces, estamos hablando de que Pemex ya puede tener pozos con una producción de hasta 400 mil barriles diarios en el régimen de contrato, como cualquier otra empresa, eso le va a dar un respiro”.

Principalmente, dijo Urzúa, esto va a ayudar a que algunos de estos pozos, que no eran rentables porque ya están viejos o casi cerrados puesto que el derecho de utilidad compartida era muy alto, ahora puedan volver a explotarse.

El decreto firmado ayer, y el cual se publicará a lo largo de esta semana en el Diario Oficial de la Federación (DOF), permitirá a Pemex tenerreducciones en su carga tributaria, a través de beneficios fiscales que se van a establecer en el documento.

El problema, añadió, es que durante mucho tiempo se ordeñó a la vaquita, no se quiso incrementar impuestos de ningún tipo, combatir la evasión fiscal y se acabó dependiendo de manera notable de los recursos del sector hidrocarburos y no de los tributarios.

Marcelo Ebrard explica los alcances del refinanciamiento
México firmó este lunes un acuerdo con JPMorgan, HSBC y Mizuho Securities, que consiste en un documento de refinanciamiento y la renovación de dos de sus principales líneas de crédito, explicó el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard Casaubon.

Presente en la conferencia de prensa matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador en Palacio Nacional, el canciller aseguró que son “buenas noticias”, porque significan avances en el plan de negocios para Pemex y para el Gobierno de México en su conjunto,mediante los cuales se puede apuntalar el crecimiento económico de México.

Insistió en lo dicho antes por el presidente López Obrador, en el sentido de que no se trata de contratar nueva deuda pública, sino del refinanciamiento y la renovación de dos líneas de crédito revolventes, con tres de las instituciones financieras más importantes del mundo.

“Esta operación, que es una de las más grandes que se ha dado en la historia (del país) está liderada por tres de las instituciones financieras a nivel global: HSBC, JP Morgan y Mizuho Securities (…) Estas líneas se renovarán a condiciones más favorables que con aquellas con las que Pemex podía refinanciarse en el mercado de capitales del mundo”, subrayó.