Acribillan a joven en el bulevar Río Españita

30

Los hechos se suscitaron aproximadamente a las 2:00 horas de ayer, cuando el ahora occiso, identificado como Yahir Roberto de 21 años, se encontraba platicando con un despachador de la gasolinera Repsol, que se ubica en el Bulevar del Río Españita y Camino a Simón Díaz, en la colonia Revolución, a dos cuadras de la Unidad Administrativa Municipal.

Un joven fue acribillado a balazos a unas cuantas cuadras de la Unidad Administrativa Municipal, la víctima platicaba con un despachador de la gasolinera que se ubica en el bulevar Río Españita, cuando llegaron varios individuos a bordo de un Chevy y le dispararon en múltiples ocasiones dándole muerte, para luego emprender la huida.

Tanto el despachador como el ahora occiso platicaban cerca del cuarto de máquinas, cuando al lugar llegó un automóvil Chevrolet Chevy, del que descendieron varios individuos y se dirigieron hacia donde se encontraba el ahora occiso, para dispararle en múltiples ocasiones, hasta cerciorarse que cayera al suelo.

Una vez que llevaron a cabo la ejecución, los delincuentes subieron a la unidad en que llegaron y se retiraron a toda prisa, en tanto que el despachador solicitaba auxilio a los Servicios de Emergencia.

Al lugar acudieron paramédicos de la Cruz Roja, quienes procedieron a examinar el cuerpo de Yahir, determinando que ya no presentaba signos vitales y que presentaba múltiples orificios producidos por proyectiles de arma de fuego y solicitando la intervención de las autoridades competentes.

Policías de Fuerza Metropolitana Estatal acudieron a acordonar el lugar en espera del personal de la Fiscalía General del Estado, quienes se presentaron más de una hora después de ocurridos los hechos para iniciar las investigaciones.

Peritos de Criminalística y Servicios Periciales se presentaron a procesar el lugar, encontrando alrededor del cadáver un total de diez casquillos percutidos, cinco de ellos calibre .9 milímetros y los otros calibre .40, así como ojivas deformadas.

Policías de Investigación se presentaron a iniciar las indagatorias, logrando establecer que el ahora occiso no era empleado de la gasolinera, solamente era amigo del despachador y solía acudir a platicar con él en su turno de madrugada.

Una vez terminadas las diligencias en el lugar, el cuerpo fue trasladado al Servicio Médico Legista a fin de que le fuera practicada la necropsia.