Aaron Paul se despide de ‘Jesse Pinkman’ tras conocer su ‘infierno’

8

Tras 7 años y 62 episodios de la serie Breaking Bad, el actor Aaron Paul considera que la película El Camino, que se ha presentado este sábado en el Festival de Cine Fantástico de Sitges, “cierra la historia” de su personaje tras contar “todo el infierno que ha vivido”.

El Camino. A Breaking Bad movie sigue las andanzas del protagonista de la popular serie, justo después de caer el telón de la misma.

“Me gusta mucho el final de la serie (ha dicho Paul en Sitges), pero cuando acabó mucha gente preguntaba ¿qué le va a pasar ahora a “Jesse”?, así que Vince Gilligan decidió contarlo y clausurar el personaje”.

Muchos seguidores de la serie han madrugado esta mañana para volver a ver a sus personajes favoritos y muchos otros han hecho cola esta tarde para poder ver de cerca a Aaron Paul, que ha presentado la película.

En su encuentro previo con la prensa, el actor ha dicho que la película le ha permitido conocer mejor a “Jesse Pinkman”, algo que parecía imposible tras cinco temporadas.

“Ahora me imagino claramente el infierno que ha vivido mi personaje”, ha dicho el intérprete, que se ha presentado en Sitges amable y sonriente, dispuesto a complacer a todos.

Pero la procesión va por dentro y en el ecuador de la rueda de prensa ha reconocido que “es duro mostrarse simpático y carismático en un día como hoy”, que tiene el “corazón roto”, en referencia a la muerte de Robert Forster.

Forster, que falleció ayer en Los Ángeles, interpreta uno de los personajes de la serie Breaking Bad y también aparece en la película, por lo que el director del festival de Sitges, Ángel Sala, ha dicho que la proyección de hoy es “un bonito homenaje, porque nos permite verle en su último trabajo”.

Robert Forster ha muerto el mismo día que la película se ha estrenado en Netflix, una plataforma que fue esencial para el lanzamiento mundial de la serie.

“Cuando la cuarta temporada se estrenó en Netflix mi vida cambió, de pronto la gente empezó a reconocerme por la calle y a pedirme que diga ‘bitch'”, ha recordado el actor.

Pero esa fama no le incomoda porque Breaking Bad le ha dado una carrera y le ha hecho “crecer como actor”, asegura, como tampoco le incomodan las plataformas digitales que “dan la oportunidad de explicar grandes historias y de que lleguen a mucha gente”.

Breaking Bad ha sido muy importante en la carrera de Aaron Paul, que después del éxito de la serie está dispuesto a seguir a su director, Vince Gilligan, “al fondo del abismo”, por eso no dudó en rodar esta película Sobre su trabajo con el actor Bryan Cranston, ha dicho que fue su mentor y lo ama “a muerte”. “Trabajando, es la persona más inmadura que he conocido en mi vida, pero también la más profesional”, ha añadido.

Paul también ha hablado de futuro y ha mencionado los próximos estrenos de la tercera temporada de Westworld y de Truth Be Told en Apple TV+, en lo que parece ser una carrera imparable.